Idioma

Creación del CSTH: “la historia se repite, primero como tragedia, después como farsa”

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

Los dirigentes de gestha llevan 20 años haciendo equilibrios subidos al alambre. El funambulista sabe que cuando se sube al alambre necesita seguir pegado a él porque que si se despega cae al vacío.

Los veteranos compañeros del sindicato de técnicos casi superiores del Ministerio (gestha), inasequibles al desaliento, han puesto en marcha un nuevo acto de la ópera bufa que llevan interpretando 20 años. Ya lo advirtió Marx (Karl, no Groucho) que “la historia se repite, primero como tragedia, después como farsa”. 

El primer intento de un pretendido asalto a los cielos de los dirigentes de gestha en el Ministerio, acompañados por unos pocos fans de la AEAT, se produjo en 2006 al grito de “Hacienda defrauda a los técnicos”. Aquella movilización mal organizada por gestha acabó en tragedia para algunos compañeros del cuerpo técnico que fueron expedientados y sancionados por la AEAT. Mientras la mayoría social peleaba en las mesas de negociación por una carrera profesional digna para todos los trabajadores de la AEAT, trabajo que fructificó con la firma del Acuerdo de Carrera Profesional y Administrativa de 2007 del que se beneficiaron miles de trabajadores, los compañeros de gestha en la AEAT guiados por sus jefes del Ministerio hacían la guerra por su cuenta porque el hecho de que sus jefes sindicales de la Intervención pasasen a cobrar un 30% menos que ellos tras la firma del Acuerdo de Carrera de 2007 les generaba una profunda quiebra moral que no podían asumir. 

En 2020, cuando los jefes de gestha tienen conocimiento de que la mayoría social que representamos SIAT, UGT y CCOO (65% en la Mesa General de la AEAT) estamos trabajando para retomar nuevas reclasificaciones en cuanto se estabilice la situación presupuestaria y de salud pública (tras haber puesto al día el Acuerdo de Carrera de 2007 con las reclasificaciones de 2018-2019 que supusieron en muchos casos incrementos retributivos muy por encima del 20%), una vez que SIAT, UGT y CCOO hemos consolidado un sistema de retribuciones variables como el PIA (prorrogándolo en el mes de marzo a pesar de las cartas enviadas a escondidas por los jefes de gestha a la Dirección del Ministerio de Hacienda calificando a los trabajadores de la AEAT como privilegiados con sueldos muy superiores al resto del Ministerio y soportando los insultos de dicho sindicato así como de su sindicato de acompañamiento ucesha que nos calificaban de insensibles por querer prorrogar el PIA en medio de una pandemia), los dirigentes de gestha de la Intervención han echado mano de la agencia de comunicación que tienen en nómina para implementar una nueva operación de propaganda. Se trata de una FARSA con la que pretenden hacer creer a la opinión pública que la AEAT está sumida en el caos, en una especie de guerra civil entre técnicos e inspectores, y que existe una ola de apoyos políticos y sociales para integrar al CTH (A2) en un Cuerpo Superior Técnico de Hacienda (A1) de nueva creación.  

SIAT, UGT y CCOO llevamos semanas advirtiendo de las mentiras y fake news fabricadas por este sindicato y su empresa de publicidad. Ningún sindicato de la mayoría social ha acompañado a gestha en ese viaje a ninguna parte en el que llevan 20 años embarcados a sabiendas de que esa propuesta no cuenta con apoyos políticos suficientes. Los viejos partidos mayoritarios ya conocen el pelaje de los dirigentes de gestha y no les compran su mercancía. Cada vez que a un diputado veterano le suena el telefonillo en el despacho del Congreso y le dicen que son de gestha la respuesta es: “No suba. Deje su publicidad en el buzón. Gracias.” Baste como ejemplo el video difundido por gestha entre los técnicos donde se ve a su famoso jefe destinado en la Intervención peleándose con la que es su jefa natural en la Comisión para la Reconstrucción. En dicha Comisión celebrada el 12 de junio de 2020 la portavoz del PP, antigua Interventora General, afeó al presidente de gestha el haberse colado en dicha comisión, cuyo fin es aportar ideas para la reconstrucción del país, para plantear como solución mágica que le subiesen el sueldo a los técnicos de la Intervención. Ante semejante desparpajo, la que fue su jefa no salía de su asombro al ver que el que había sido su subordinado seguía metido en el mismo bucle desde hace 20 años, teniendo que llamarle la atención y dejándole claro que su partido nunca lo va a convertir en A1 por una vía que no sea la de la oposición. A los técnicos de la AEAT les importa muy poco las peleas del presidente de gestha con su antigua jefa en la Intervención General del Estado. 

Su propuesta, tal y como os hemos transmitido en anteriores comunicados, solo cuenta con el aval de dos jóvenes e inexpertos diputados del Grupo Mixto, que suponemos que los habrán recibido al habérseles colado en el despacho por tener la puerta del despacho del Grupo Mixto abierta (uno el joven diputado Errejón de Mas Madrid y otro el inexperto diputado valenciano de Teruel Existe), así como de los 3 diputados de Junts per Cat afines a Torra y Puigdemont que sueñan con que los Técnicos de Hacienda que colocaron cuando crearon la Agència Tributaria de Catalunya (ATC) se conviertan en A1 y así podrán contar con un buen puñado de inspectores agradecidos que trabajen a sus órdenes. 

Los jefes de gestha de la Intervención sabían que la enmienda no sería aprobada con el único apoyo de 5 diputados de partidos de ámbito local o autonómico y con todos los partidos de ámbito nacional en contra. 

Pese a que los letrados del Congreso advirtieron de la inconstitucionalidad de votar enmiendas extrapresupuestarias en la Comisión de Presupuestos, la mesa decidió debatir y votar esta enmienda que había sido impulsada por Más País (1), JxCat (3), Teruel Existe (1) y C’s (10), aunque este partido se descolgó a última hora tras sentirse engañado por los dirigentes de gestha al conocer el trasfondo político de la medida y la retiró. A pesar de las advertencias de los letrados del Congreso, los grandes partidos que controlan la mesa de la Comisión de Presupuestos, hartos de las mentiras de gestha, no quisieron dejar pasar la ocasión de expresar su rechazo explícito en sede parlamentaria a esta propuesta de gestha. 

El resultado de esta operación ha sido el esperado y en la Comisión de Presupuestos solo ha contado con el voto favorable de 3 miembros que representan a 5 diputados (1,4%) y el rechazo del resto que representan a 345 diputados (98,6%) 

¿Qué han ganado los trabajadores de la AEAT con esta nueva astracanada de gestha? NADA.

¿Qué coste supondrá para los trabajadores de la AEAT, incluido el CTH, la quiebra de imagen por el espectáculo público que han dado los dirigentes de gestha ante la opinión pública y la clase política de nuestro país? Lo veremos cuando se retomen las negociaciones de las reclasificaciones del Acuerdo de Carrera de 2007 y la prórroga del PIA de 2021.

En el ambiente de la Comisión de Presupuestos la sensación entre los diputados más veteranos era de asombro y decepción al ver como los autodenominados únicos representantes de un colectivo reconocido por su solvencia profesional habían puesto en marcha semejante operación chusca de propaganda, a sabiendas de que iba a fracasar en la tramitación parlamentaria, con una enmienda defendida en la Comisión de Presupuestos por Junts per Cat, que técnicamente era una calamidad, políticamente una locura y legalmente carecía de los requisitos mínimos de constitucionalidad que debe reunir una enmienda de estas características en dicha Comisión, según advirtieron los letrados del Congreso. Alguno de los presentes se preguntaría ¿cómo pretenden ser en un cuerpo adjunto a la élite con esas credenciales?

La reacción de gestha tras su esperado fracaso no podía ser otra que echar la culpa al mundo mundial, concediéndonos a la mayoría social una enorme capacidad de influencia sobre todo el arco parlamentario. Anuncian que están más fuertes y más unidos que nunca y que continuarán en la lucha con un nuevo anuncio fake: según ellos ahora la enmienda se llevará al Pleno donde contará con muchos apoyos y por fin se creará el CSTH. ¿Es que no se cansan de hacer el ridículo a costa de dañar la imagen de los trabajadores de la AEAT? Cuando el funambulista se sube al alambre necesita seguir pegado a él porque sabe que si se despega cae al vacío y “se lastima”.

Quienes conocemos la realidad sindical de la AEAT sabemos que gestha es un proyecto sindical fallido en el que ya no creen ni sus padres fundadores. Una organización que sobrevive hackeando los documentos de la mayoría social para aparentar que asiste a reuniones a las que no ha ido, o aparentar que asiste a las comisiones de los paneles, que tiene la necesidad de inventarse apoyos de otros sindicatos a sus propuestas, no puede reputarse sindicato. Es otra cosa.

Esta operación propagandística no buscaba convertir en A1 a los CTH, cosa que sabían que es imposible tal como lo plantean, sino hacer un llamamiento al prietas las filas ante el goteo de bajas en una organización que un día aspiró a representar un espacio de pensamiento y que ahora se ha convertido en una especie de asociación de usuarios de servicios públicos tributarios (al estilo de AUSBANC que se reputaba asociación de usuarios de servicios bancarios). En lugar de trabajar en las mesas de negociación, dedican sus horas sindicales a hacer lobby respecto a asuntos totalmente ajenos a los CTH como son la tributación de los autónomos, la responsabilidad penal de famosos y altas autoridades del estado en tertulias, etc. ¡Qué pena que no dediquen esos esfuerzos en hacer lobby para conseguir mejoras para el conjunto de trabajadores de la AEAT! ¡Qué lástima que una organización como gestha en la que conviven afiliados de todo tipo de sensibilidad política, incluso de extrema derecha, bajo la dirección de un Secretario General de conocida sensibilidad marxista-leninista no sea capaz de alcanzar ningún tipo de acuerdo con ninguno de los múltiples sindicatos con representación en la AEAT!

Frente a la propaganda y las mentiras de gestha, la mayoría social SIAT, UGT y CCOO reiteramos públicamente que nuestros objetivos a medio plazo son la negociación y puesta en marcha de la carrera del personal laboral, la completa reactivación y actualización del Acuerdo de Carrera Profesional y Administrativa de 2007, prorrogar en 2021 el PIA mejorando la proporcionalidad en el reparto y negociar toda la productividad para blindar un sistema de retribuciones variables con garantías para todos los trabajadores. Y además seguir trabajando en la modernización de la AEAT que nos lleve a una nueva estructura, tanto central como territorial, de la Agencia Tributaria y a una reorganización de los Cuerpos, Escalas y especialidades de los empleados públicos destinados en el ámbito de este ente público que sin lugar a dudas redundará en un mejor servicio a la ciudadanía y en la lucha contra el fraude, la economía sumergida y el blanqueo de capitales.

Esperemos que los chanchullos políticos de gestha que tanto daño están haciendo a la imagen del CTH y al conjunto de trabajadores de la AEAT ante la clase política y ante la opinión pública no pongan en peligro la consecución de estos objetivos que cuentan con el respaldo de más del 90% de los trabajadores.

Los dirigentes de gestha, como hemos dicho anteriormente, sabían que una enmienda presentada por dos diputados del Grupo mixto y tres diputados de Junts per Cat  no tenía ninguna posibilidad de ser aprobada. Por eso, el presidente de gestha anunció, a bombo y platillo, que la enmienda iba a ser aprobada para provocar a Apife y así buscarse enemigos para justificar sus continuados fracasos. Lo que no consiguieron es que la mayoría social entrase en el espectáculo creado por estas dos organizaciones porque para llevar una operación de este calado se debe tener una estrategia y llevarla a cabo sin ruido. Y, entendemos, que esto lo saben los dirigentes de gestha. Argumentan ante algún diputado y en los escritos dirigidos a la Dirección del Ministerio que en Vigilancia Aduanera (VA), en su momento organismo autónomo, se llevó a cabo una subida de grupo. En VA lo que se ha llevado a cabo, a propuesta de la parte social, es una nueva estructura de dicho organismo y una reorganización de los Cuerpos, Escalas y especialidades pertenecientes a VA que como consecuencia de la reorganización los funcionarios fueron encuadrados en difRentes grupos de clasificación, desapareciendo el subgrupo C2. Y se ha hecho con sigilo, sin anunciarlo a bombo y platillo en los platós de televisión. ¡Qué espectáculo, qué bochorno para tod@s los empledad@s de la AEAT! Mientras no se hagan planteamientos que afecten a la estructura y a tod@s los trabajadores de la AEAT y se siga haciendo ruido fuera de la Agencia Tributaria  NO SE PODRÁ LLEVAR A CABO NINGUNA REESTRUCTURACIÓN.

 

Finalmente, como conclusión, tras haber consultado con numerosos colectivos y trabajadores, quisiéramos reinstaurar en la AEAT el viejo premio de “El Tonto contemporáneo”. En la década de los ochenta del siglo XX en la "Taberna del Alabardero" de Madrid, se fundó una tertulia en la que participaban ilustres periodistas y personajes de la cultura como Luis Carandell, Miguel Ángel Aguilar, Manuel Gutiérrez Aragón o Vicente Verdú, entre muchos otros. Dicha tertulia fue más conocida popularmente por "la tertulia del Tonto Contemporáneo" por la concesión anual de un galardón, cuyo distintivo consistía en una tiza, a la persona que más tonterías hubiera dicho o hecho durante el ejercicio anterior, para que pudiese recrearse en sus tonterías en una pizarra anexa a la barra de la taberna. Dicha tertulia estaba «decidida a procurar el fomento de la inteligencia, ilustración y cultura que hacen la felicidad de las naciones y por lo mismo el vituperio y sacudimiento de la tontería, ruina de los pueblos», como rezaba la convocatoria del extraordinario concurso para la concesión del premio El Tonto Contemporáneo con arreglo a las bases que a continuación se transcriben:

 1. Podrán optar al premio El Tonto Contemporáneo todos los españoles que reúnan las condiciones básicas siguientes:

 A. Ser tonto.

 B. Ser contemporáneo.

Los clientes del establecimiento podían presentar candidaturas, acompañadas de pliego circunstanciado en el que se demostrara fehacientemente que los candidatos cumplían los requisitos establecidos en la convocatoria.

Como no queremos personalizar en nadie, consideramos que la primera edición del premio “El Tonto Contemporáneo” en la AEAT debiera concederse ex-aequo, por méritos propios, al conjunto de dirigentes de gestha en la AEAT por haber acreditado suficientemente los méritos exigidos a lo largo de toda una carrera profesional: son españoles, son conocidos en todo el ámbito nacional de la AEAT, son tontos y son contemporáneos. 

Vamos a solicitar a la Dirección de la AEAT que reabra la cafetería del Departamento de RRHH en la C/ Lérida, cerrada por el COVID y que instale una pizarra al lado de la barra, para que los compañeros de gestha utilicen la tiza del premio para poner de manifiesto, SIEMPRE SIN CRISPACIÓN, sus pensamientos utópicos. Estamos convencidos de que serán respetados por la inmensa mayoría de los trabajadores que por allí pasen. La mayoría social se compromete a hacer ver a inspectores y demás trabajadores de este ámbito que todos necesitamos perseguir un sueño. ¡Enhorabuena compañer@s!

 

ENLACES DE INTERÉS Risa 

 

 
 

CANAL YOUTUBE

 

 SIGUENOS EN FACEBOOK

  

 ÚLTIMOS TWEETS

 

 

 

ENLACES DE INTERÉS Risa 

 

 
 

CANAL YOUTUBE

 

 SIGUENOS EN FACEBOOK

  

 ÚLTIMOS TWEETS

 

 

       

         

IR ARRIBA