Idioma

UGT exige a Educación que rectifique la exigencia del requisito lingüístico al profesorado interino de FP.

UGT exige la anulación de los actos de adjudicación de plazas docentes realizados el 7 de septiembre de 2017, en las tres direcciones territoriales de Educación, por las irregularidades cometidas y la falta, incluso, de cumplimiento de la legalidad vigente, lo que ha provocado que, especialmente en el caso de la dirección territorial de Alicante, la inmensa mayoría de las vacantes ofertadas de FP se han quedado sin adjudicar, al cambiarse el criterio de adjudicar estas plazas a mitad del procedimiento, con el prejuicio que ello supone para el profesorado interino de estas especialidades y para el sistema educativo valenciano en su conjunto, a menos de tres días de iniciarse el curso escolar. 

FeSP-UGT Enseñanza exige que la Consellería de Educación además de anular este procedimiento de adjudicación masiva de plazas docentes, la mayoría de ellas de FP, modifique y rectifique los criterios que se piden para ocuparlas, ya que como desde el sindicato reiteradamente venimos denunciando, el sistema de catalogación con el requisito de capacitación en valenciano de estos puestos docentes y su exigencia al profesorado que debe ocuparlos, ha resultado un total y absoluto fracaso, es imposible de cumplirlo, y, ahora nos encontramos con una difícil paradoja que solucionar, ya que tenemos puestos docentes de profesores técnicos de FP que no se cubren, que esperan profesorado, y profesorado interino de estas especialidades, que llevaba trabajando en nuestro sistema educativo más de 10, 15, 20 o incluso 30 años, que al no tener el requisito de la capacitación en valenciano, no puede ocupar este curso ya estas plazas y está condenado al paro. Profesorado que técnicamente está perfectamente cualificado, con experiencia, que no puede ya trabajar este curso, y que se encuentran desactivados en sus respectivas bolsas de trabajo, al carecer del requisito del valenciano; situación que es social y laboralmente injusta e inasumible por el sindicato. En definitiva, un auténtico “desgavell”: plazas docentes sin profesor, a cuatro días escasos de comenzar el curso escolar, y profesores técnicos y profesionales de su especialidad sin trabajo por no tener la capacitación en valenciano. Son más de 1.200 docentes en esta situación. Lamentable. 

Desde finales de mayo de 2017, el sindicato viene solicitado del Conseller Marzà y su equipo de gobierno, la adopción de medidas para solucionar este conflicto laboral, que hubieran permitido a este profesorado continuar un curso más desarrollando su actividad docente y trabajando, y solucionar este desbarajuste en el sistema educativo valenciano. Sin embargo, solo hemos obtenido la callada por respuesta y una postura política inflexible, sin modificar normativa alguna, incomprensible en un gobierno de talante progresista, que se dice garante y protector de las personas, de los trabajadores y sus derechos. 

FeSP-UGT Enseñanza considera muy lamentable que el gobierno del cambio, del Acuerdo del Botánico, que tiene como objetivo principal rescatar personas y proteger los derechos y el empleo de los trabajadores, no proteja ni rescate a sus trabajadores docentes interinos sin la capacitación en valenciano, más de 1.200, expulsándoles de las bolsas de trabajo, impidiéndoles trabajar el curso próximo (ni siquiera en las zonas o comarcas de predominio lingüístico castellano) y condenándolos al paro y la exclusión social, tras muchos años de servicios (muchos no alcanzarán su pensión de jubilación). Situación lamentable que el conseller Marzà y su equipo de gobierno debería ya, de forma urgente e inmediata, poner solución. Pero no hay voluntad política de hacerlo. Muy lamentable. 

FeSP-UGT Enseñanza seguirá exigiendo a Educación, para resolver esta lamentable situación y garantizar los derechos de los trabajadores de la enseñanza, las siguientes medidas: 

  • Ampliación en al menos un curso escolar o dos, de la moratoria concedida al profesorado interino sin capacitación de las bolsas de trabajo de los cuerpos docente de Maestros, Profesores de Enseñanza Secundaria y profesores técnicos de FP, para que pueda continuar trabajando.
  • Vencida este segunda moratoria o sus sucesivas prórrogas si las hubiera, permitir continuar trabajando al profesorado interino sin capacitación en las localidades y comarcas que la Llei d’Us i Ensenyament del Valencià establece que son de predominio lingüístico valenciano.
  • Concretar el plan de formación que este profesorado obligatoriamente debe seguir para su capacitación, cumpliendo con su obligación legal de asumir la formación de los trabajadores de la enseñanza de la Generalitat  e impartirla a lo largo de los cursos escolares que dure la moratoria o su prórroga, durante la jornada laboral del docente, y con derecho a dos pruebas o exámenes finales, uno en junio y el otro en septiembre, de la misma forma que ahora, in extremis, ha organizado por primera vez, desde que existe la moratoria que ya ha concluido, la Conselleria de Educación (aunque en esta esporádica ocasión lo haya sido de forma limitada e intensiva y sólo durante los dos meses de verano).
  • Eximir del requisito lingüístico y la capacitación a todo el profesorado mayor de 45 años y con una experiencia docente mínima de 10 años. 

FeSP-UGT Enseñanza pide solidaridad y apoyo a todo el profesorado con los trabajadores de la enseñanza afectados por este conflicto laboral y exige al conseller Marzà y a todo su equipo voluntad política para cambiar las normas que vulneran y perjudican los derechos de los trabajadores.

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANAL YOUTUBE

 

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 


ÚLTIMOS TWEETS

       

         

IR ARRIBA